MAYO 2013

  • BRAND ETIQUETTE O LA IMPORTANCIA DE PEDIR PERMISO.

    AUTHOR: // CATEGORY: branding, consumo, cultural analysis, publicidad, tendencias

    Hasta los vampiros lo saben y piden educadamente permiso antes de franquear el umbral del espacio privado. Es un principio elemental de la comunicación: el paso fundamental e inicial de la interacción en la que ésta va a producirse requiere un reconocimiento previo, un acuerdo respecto a lo que va a ocurrir. En la comunicación personalizada (1-to-1), la legislación misma se ha encargado de proteger este primer paso: la obtención del acuerdo para establecer la comunicación. Pero en el espacio público, las cosas siguen funcionando sobre premisas muy diferentes, básicamente: lo que es de todos, no es de nadie y, por tanto, nada de ir pidiendo permiso.

    Pues bien, el sentir colectivo puede que no gire sobre esta misma premisa sino sobre su contrario: lo que es de todos, es de cada uno y, por ello, es necesario el permiso de cada persona. Creo que esta idea concentra muy claramente uno de las creencias centrales de lo que significa ser consumidor hoy por hoy: las personas, dentro del campo del consumo, son conscientes de tener derechos, voz propia, un rol activo y la capacidad de marcar los límites.

    banksy_brandetiquetteEl no respeto de esta regla implica, lógicamente, ruptura de contrato. Y el interlocutor que lo rompe ha de asumir las consecuencias. Esto es lo que expresa Banksy en esta obra suya: “Cualquier publicidad en un espacio público que no te deje elegir si verlo o no, te pertenece. Te lo puedes apropiar, reordenar, reutilizar. Puedes hacer lo que quieras con él. […] No les debes nada a las empresas. Menos que nada y, especialmente, no les debes cortesía. Te la deben a ti.”